Apoyo psicológico en el desempleo

apoyo psicologico

apoyo psicologicoPor lo general,  una persona suele dedicar unas ocho horas del día a trabajar. Si a esas ocho horas le añadimos una o dos horas para comer y el desplazamiento salen unas diez horas o más dedicadas al trabajo. Cuando esa persona pierde su empleo y pasa por un largo período de desempleo se encuentra con que tiene muchas horas por delante con las que no sabe qué hacer. ¿Qué hacer con esas diez horas o más? La dificultad de saber cómo gestionar todo ese tiempo que hasta ahora dedicábamos al trabajo es una de las causas de la ansiedad por desempleo que azota a tanta gente que está en el paro desde hace tiempo.

La mayoría de los especialistas recomiendan a las personas mantenerse activas durante el desempleo

La mayoría de los especialistas recomiendan una cosa cuando las personas se quedan sin trabajo y tienen que permanecer durante mucho tiempo en el desempleo: que se mantengan activas. El concepto de actividad incluye varias cosas: desde hacer ejercicio físico a mantener una rutina diaria que nos centre en la búsqueda de empleo y que permita tomarse esta situación como algo transitorio, que es lo que debería ser. Organizar racionalmente un horario, levantarse pronto y buscar trabajo siempre a las mismas horas permite optimizar recursos y convertir la búsqueda de trabajo en algo parecido a un trabajo. Es aconsejable que tras la búsqueda diaria se salga a pasear o a hacer ejercicio que nos ayude a desconectar de nuestra condición de desempleados. Estas pueden ser grandes formas de prevenir o de combatir las consecuencias negativas del desempleo, como son la ansiedad por desempleo o  el estres por desempleo. Correr y el ejercicio aeróbico en general hace que segreguemos endorfinas. Estas ayudan a relajarse y a sentirse bien. Además, permite una desconexión psicológica que separe de algún modo la búsqueda de trabajo (muchas veces frustrante) del resto de actividades diarias.

El tomarse la búsqueda de trabajo de un modo racional consiste en esto: las personas desempleadas que gestionan bien el tiempo deciden organizarlo como si de una jornada laboral se tratase. Levantarse cada mañana a la misma hora (pronto) y comenzar la jornada buscando trabajo en portales de empleo, confeccionando currículums, enviando los mismos por correo electrónico a empresas, moviendo la red de contactos…de este modo la búsqueda de trabajo se convierte en una especie de trabajo, es decir, algo sometido a un método y a una organización. Dedicar una hora y media al día o dos al día, por ejemplo, a las labores de búsqueda intensiva de trabajo hace que no nos obsesionemos con el hecho de no tener trabajo y no estemos pensando en ello todo el día. No conviene pasarse cinco horas al día echando currículums, así que dedicarle ese tiempo es algo sensato. No olvidemos que la búsqueda de trabajo muchas veces no se resuelve satisfactoriamente hasta que ha pasado un tiempo. De este modo, prevendremos o reduciremos los efectos de la ansiedad por desempleo.

Uno de los puntos más interesantes de mantenerse activo y del que podemos sacar partido es el de aprovechar el período del desempleo para adquirir más formación que nos pueda beneficiar en el futuro.  Se trata de extraer una oportunidad de este duro momento, convirtiéndolo en una lección sumamente positiva. Estar en el paro hace que dispongamos de mucho más tiempo. Tiempo que si no se gestiona bien puede devorarnos pero que si está bien organizado sirve para dedicarlo a aquello que queremos que reoriente nuestra carrera o que la complemente. En este sentido, hay muchos cursos que pueden realizarse de modo gratuito o de pago, estos últimos con interesantes bonificaciones para aquellas personas que acrediten encontrarse en el desempleo. Las opciones son varias: idiomas, informática, gestión…ahora ya no tenemos la excusa de que no hay tiempo. Según Marcos Chicot, las empresas no solo valoran nuestra formación sino también el hecho de formarnos. Para un empleador, el hecho de que la persona haya aprovechado este período para formarse lo convierte a sus ojos en alguien que no se hunde y que quiere salir adelante.

El apoyo psicologico es fundamental en la primera fase del desempleo

Tras leer todo lo anterior el lector puede pensar: “sí, todo esto es muy fácil decirlo pero muchas veces no es tan sencillo ponerse en marcha”. En efecto, el desempleo pasa por varias fases, y al menos en dos de ellas pasamos por un estado de “shock” o parálisis y por otra de negación de la realidad. Así, es muy difícil que una persona piense en formarse para mejorar o en emprender cualquier actividad, aunque a la larga vaya a revertir en su beneficio. En estos casos el apoyo psicologico es fundamental.  Un buen apoyo psicologico basado en una terapia rigurosa como la terapia cognitivo conductual puede hacer que nuestro afrontamiento del desempleo sea más positivo, sereno y muchas veces hasta optimista. Una forma sencilla, cómoda y gratuita de acceder a este apoyo psicologico es a través de appsy desempleo. El apoyo psicologico que ofrece appsy desempleo es el de una app de salud mental enfocada a aquellas personas que desean hacer un afrontamiento positivo del desempleo que les permita salir del shock del desempleo y comenzar a organizarse dentro del mismo. También está dirigida a aquellas personas que están afrontando mal cualquiera de sus fases y que quieren resguardar su salud psicológica. appsy desempleo ha sido creada por un destacado equipo de profesionales de la salud y de la tecnología de la que en todo momento supervisan su contenido y funcionamiento. La terapia con la que trabaja appsy desempleo es la terapia cognitivo conductual, basada en el modelo científico y altamente efectiva. Su uso es muy sencillo: a través de nuestras respuestas a un cuestionario previo, la app evaluará cómo estamos afrontando el período de desempleo. Asimismo, nos facilitará información acerca del mismo (por qué pensamos como pensamos y por qué nos sentimos como nos sentimos) y nos aplicará un tratamiento que incluye ejercicios prácticos para que podamos modificar nuestro afrontamiento a través de la experiencia. Una vez completado el tratamiento, appsy desempleo volverá a realizarnos un test y nos mostrará nuestra posible evolución. Podremos intercambiar en todo momento los pareceres sobre nuestra evolución y sobre los ejercicios con el terapeuta escogido, en el caso de que lo hayamos hecho. Si se utiliza appsy desempleo de forma combinada con una terapia psicológica presencial, esta duplicará su potencia pero puede utilizarse y es altamente efectiva si se utiliza sin recurrir a una.  appsy desempleo está disponible para smartphones con iOS o Android. Es una inmejorable forma de tener apoyo psicologico gratis en cualquier momento y lugar, con el que es fácil interactuar y que nos permitirá salir del atasco en el que estábamos metidos y prevenir o contrarrestar aquellos males para nuestra salud mental derivados del desempleo.

 

Tags:

No hay comentarios aún

Deja un comentario

UA-38012227-1